La Moristel es una variedad de uva tinta autóctona de las regiones vitícolas de Huesca y Zaragoza, siendo característica del Somontano.

Por ser una variedad de brotación tardía, su ciclo vegetativo no se ve perjudicado por las heladas primaverales. Tampoco es sensible al oídio y al mildiu, aunque por precipitaciones en época de vendimia podría contraer la podredumbre del racimo. Es una planta vigorosa en suelos fértiles y arcillosos, resistente a la sequia, pero de baja productividad.

La cepa presenta un pámpano de porte erguido. Los racimos son de tamaño mediano. Las bayas son circulares, de tamaño pequeño y color azul negruzco. Tienen un hollejo fino.

Los vinos tintos de la variedad Moristel son vinos de graduación alcohólica media-alta, no destacan por su intensidad colorante ni por su contenido en polifenoles, siendo más adecuada para la elaboración de vinos jóvenes. Da vinos frescos y agradables, de acidez media y ligeramente amargos en boca con notables aromas propios de la variedad.

Los vinos tintos Somontano de uva Moristel jóvenes tienen vocación monovarietal, como es el caso de nuestro Tozal d’a Malpregona de uvas procedentes de un viñedo plantado en 1976, exclusivamente de esta variedad.

Otras denominaciones de la variedad Moristel son: Juan Ibáñez, Concejón y Miguel de Arcos.